phone + 55 22 2623-1458

CASAS BRANCAS BOUTIQUE HOTEL & SPA

Anidado sobe la Bahía da Armação, en la pequeña ciudad de Búzios, hay un paraíso de belleza y elegancia.

Sinónimo de armonía y simplicidad, Casas Brancas es una verdadera invitación al descanso, al placer y al bienestar.
Su terraza de estilo mediterráneo y su vista panorámica hacia el mar fascinan a los huéspedes hace más de 40 años.

Con toques de estilo y sofisticación, todos los ambientes ofrecen tranquilidad y convierte su estadía en una experiencia idílica.

Con una ubicación privilegiada sobre la Orla Bardot, el hotel está cerca del centro y también
de los mejores restaurantes y playas de la ciudad.

SERVICIOS INTERNOS

• Recepción 24 horas
• Servicio de habitaciones de 7:30 a 23h
• SPA
• Gimnasio
• Clases gratuitas de yoga
• Restaurantes
• Piscina
• Estacionamiento gratuito
• Wi-Fi gratuito
• Sala de reunión

ACTIVIDADES EN BÚZIOS

• Passeio de lancha
• Passeio de barco de pesca
• Aluguel de bugres
• Mergulho de snorkel
• Mergulho submarino
• Passeio de helicóptero
• Kitesurf
• Surf

HISTORIA

Casas Brancas Boutique Hotel & Spa se estableció en 1974, cuando Búzios era sólo una remota aldea de pescadores.

Amalia de la María y - Affonso Bebianno Montenegro comenzaron juntos el proyecto de crear una pequeña posada para los turistas aventureros, amantes de los lugares remotos y poéticos.

Había solamente un teléfono en toda la villa, que permitía que se efectuaran las reservas. Las calles eran de tierra y el viaje desde Río de Janeiro era una larga expedición. Poco a poco, la pareja desarrolló un estilo único en dicho espacio, incorporando objetos de la cultura local.

Con los años, se establecieron nuevos conceptos y costumbres y Casas Brancas acompañó ese crecimiento, modernizándose continuamente, sin perder su identidad y sin renunciar al compromiso con la calidad y el estilo.

Actualmente, el hotel permanece bajo la administración de la misma familia, lo que asegura el concepto y el cuidado hasta el más mínimo detalle.

LA CIUDAD DE BÚZIOS

Es suficiente ver un mapa de Búzios para ver que aquí, hasta la geografía conspira contra el aburrimiento. No hay ninguna señal de monotonía en el diseño de su litoral, todo irregular, lleno de playas con personalidad propia. Hace 50 años, esta península ejerce cierto magnetismo sobre los visitantes, desde aquel verano mítico de 1964, cuando Brigitte Bardot se alojó en este balneario, (entonces casi salvaje). La musa, actualmente presta el nombre a la Orla Bardot, que es la continuación de la animada Rua das Pedras; en conjunto, las dos vias reúnen boutiques de marcas famosas, restaurantes bien frecuentados y una agitada vida nocturna. En las mesas, una animada conversación fluye en varios idiomas, hablados por visitantes de todo el mundo, que vienen al simpático balneario atraídos por la sofisticación, el encanto y la animada vida nocturna.